martes, 31 de marzo de 2015

Jóvenes que "sirven" para vivir




Por Yaniuska Macías Rivera

    En las calles cubanas se suscita el debate sobre la calidad de los servicios comerciales y gastronómicos debido a que la población que acude a las tiendas en busca de algún producto es víctima, en ocasiones, de la insatisfacción; por esa razón, normas de educación, cortesía y buen trato resultan cualidades indispensables para ofrecer una mejor atención a los clientes.

   Actualmente es ese uno de los problemas que más afecta a la sociedad, según reconocen dos jóvenes  egresados del Instituto Politécnico de Servicios Horacio Cobiella de la provincia de Camagüey.

   “El maltrato al cliente existe no solo en las palabras y los gestos de quienes deben ofrecer su mayor esfuerzo para cubrir las necesidades y deseos de esos seres humanos que constituyen el propósito de la gestión comercial y no su interrupción”, comentó Ernesto Álvarez Castellanos, graduado de la especialidad de Comercio.

   Durante sus prácticas profesionales, refiere el joven, que vio cosas que no le gustaron como por ejemplo la calidad misma de los servicios, porque al llegar un cliente los dependientes mostraban cansancio y les daba lo mismo si compraban o no, cuando es obligatorio gestionar la venta, así sea un consumidor observador, como le enseñaron en la escuela.

   “A uno le debe gustar la carrera que escogió para desempeñar durante toda su vida y sentirse identificado con ella sobre todas las cosas para tratar de que la atención sea siempre la mejor posible porque quien no nace para servir, no sirve para vivir”, expresó Ernesto al citar las palabras del apóstol de la independencia de Cuba, José Martí.

   Con esa premisa esencial, este joven comparte el sentir de otros, que como él, se esfuerzan por complacer gustos y preferencias de quienes demandan un producto o servicio con una mejor calidad.
 

  ASEGURAR LA CALIDAD EN LOS SERVICIOS DESDE LA FORMACIÓN
  
   Para Jessica Pulido Sifonte, también egresada del referido plantel educativo, fomentar los valores, y principios éticos y morales, así como también proyectar una buena imagen constituyen herramientas indispensables en el trato con las otras personas a la hora de brindar un servicio para satisfacer sus necesidades.

   “Si a uno no le gusta el trabajo que no lo ejerza porque hace sentir mal a los demás, y yo para cambiar esas malas conductas atendería a los clientes siempre con una sonrisa en el rostro”, argumentó la joven.

   Con una alegría que contagia, Jessica agradeció la formación recibida de sus profesores en las cuatro aulas especializadas con que cuenta el instituto, más las siete áreas dispuestas para consolidar las habilidades profesionales de sus compañeros y ella en entidades estatales.

  De esa forma la acción conjunta y sistemática entre las empresas de subordinación del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN) en la provincia de Camagüey y la Dirección de Educación en el territorio, facilitan el cumplimiento total de las prácticas laborales y la posterior ubicación de los graduados.

  Según Leosdan González Huerta, jefe del Departamento de Formación del politécnico, la preparación de los estudiantes constituye un paso de avance para asegurar la calidad de los servicios no solo en el sector estatal, sino también en el trabajo por cuenta propia.

  Un empeño loable a tono con la ampliación de esa forma de gestión económica, y para la cual la escuela cubana tiene la responsabilidad de preparar la fuerza calificada necesaria con el fin de asumir la práctica eficaz de esa labor.

   LA GARANTÍA DEL REGRESO DEL CONSUMIDOR

   Escuchar a los consumidores atenta y cordialmente para que éste se sienta valorado e importante, resulta una habilidad a adquirir por parte de los jóvenes matriculados en el Instituto Politécnico de Servicios Horacio Cobiella, en las disciplinas de Comercio, Elaboración de Alimentos, y Servicios Gastronómicos y de Belleza, comentó Iris Rodríguez Vázquez, directora de la escuela.

   En el recinto estudiantil profesores y alumnos aúnan esfuerzos para consolidar el conocimiento en esa rama, y eliminar la ausencia de calidad en la información que se les brinda a los clientes, la cual debe ser específica y exacta cuando precisan de algún servicio.

   La incompetencia y la falta de creatividad que muchas veces frenan el desarrollo de una buena atención, deben ser eliminadas en la relación con los usuarios, y esa razón debe  motivar la superación constante de los técnicos egresados y la búsqueda de estrategias para mantener el interés por las ofertas y la asiduidad a cualquier centro comercial o gastronómico.

   Pedir disculpas, cambiar el producto o servicio en caso de no agradar a los consumidores, y ser amable constituyen acciones que pueden corregir los errores y lograr una atención satisfactoria para ambos, vendedor y comprador, porque siempre será mejor retener un cliente que perderlo.

    Hoy cuando Cuba está inmersa en un reordenamiento económico y social urge perfeccionar todo cuanto sea posible para el beneficio del pueblo, y una adecuada conducta comercial en cada establecimiento también contribuirá a lograr mayores niveles de satisfacción en la construcción de un proyecto social esencialmente humano.

martes, 13 de agosto de 2013

Cuando más cerca estuve de Fidel





Cuba estaba expectante por el desempeño de sus deportistas en la Olimpiada Atlanta `96, mientras en el Palacio de las Convenciones de La Habana, acontecía la sesión plenaria del Segundo Congreso de la Organización de Pioneros José Martí, donde los niños también compartieron los éxitos de los atletas, a través de una transmisión directa de la competición.

Allí estaba Estela Rodríguez, con sus más de 72 kilogramos de peso llenando la pantalla, Estela, la primera medallista olímpica en la historia nacional del judo, Estela, de Santiago de Cuba, de ¡Palma Soriano!
   
   Todos lo vieron, la china se impuso, pero ella dio más luz al metal plateado que el propio oro.

   Los aplausos hicieron vibrar la colosal sede de la cita infantil, como para que una de las más grandes del judo en la Isla los escuchara en la olímpica ciudad estadounidense.
   
    ¡A defender la alegría! Era el lema del Congreso y las sonrisas de los pequeños así lo atestiguaron, ese 13 de agosto fue un día de celebración por la victoria de Estela, la cual resultó además un regalo para otro grande que estuvo presente junto a los delegados y celebraba entonces sus 70 años: Fidel.
   
    Y para él fueron estas palabras:

A través de una ventana añora naturaleza,
y pasan por su cabeza recuerdos que peinan canas,
lo sorprende la mañana repasándose la vida
y por un momento olvida lo que ella le ha asignado
porque sigue enamorado de hacer y que nadie impida.

Elogios apartará porque cree no merecerlos,
pero sí quisiera verlos repartidos en su tierra
que desde llanos y sierras trabajan para tenerlos.

Quisiera usted caminar y pasar inadvertido
para sentir en el oído el pueblo y su palpitar,
sentarse bajo un palmar para escribir de la historia
porque lleva en su memoria guardados como un tesoro,
recuerdos que son de oro y que merecen la gloria.

Gracias y felicidad por su eterno cumpleaños
podrán pasar muchos años y su cuerpo estar ausente,
pero está la obra presente y crecerá en su tamaño.

  
  
        

jueves, 20 de diciembre de 2012

Transformar para educar, urgencia de estos tiempos

Por Yaniuska Macías Rivera

   Próximos a celebrar el Día del Educador el 22 de diciembre, los docentes cubanos impulsan el proyecto de investigación “Transformar para Educar”, a tono con los cambios que acontecen en el ámbito social, escolar y familiar del país.   

    Una revisión a los métodos empleados en el complejo proceso enseñanza aprendizaje, se impone para incorporar en las aulas la comunicación dinámica entre estudiantes y maestros, donde el primero no sea un mero receptor de información, sino alguien capaz de generar criterios.

   Para lograrlo, urge la apelación al conocimiento, tanto académico como humano, por parte de los profesionales del magisterio, quienes deben cumplir con la importante y necesaria labor de instruir, y con la sublime misión de educar, ya sea en valores como en amores.

    El diálogo se impone en una sociedad en constante movimiento, porque eso es la mayor isla del Caribe, una nación que busca su camino en un mundo cada vez más decadente de virtudes, y donde los códigos y modos de la comunicación cambian constantemente.

   Los habitantes de la Cuba actual, deben reconocerse como herederos legítimos del Padre Félix Varela, quien fue capaz de transformar el ejercicio docente en un espacio interactivo, donde profesor y alumnos se autoestimulaban para crecerse como agentes del pensamiento y la praxis del cambio social.

   “Estoy persuadido que el gran arte de enseñar consiste en fingir que no se enseña”, escribió el presbítero criollo en el Elenco del año 1816, y cuanta razón encierra ese convencimiento para llevar al éxito el don de la pedagogía.

   La clase como principal escenario del proceso docente educativo, no deberá ser nunca el sitio pasivo donde las nuevas generaciones reduzcan su actuación a tomar notas, realizar una lectura y copiar tareas.

   Más allá del ejercicio paciente, apura la argumentación, reflexión y comprensión para involucrar a niñas, niños, adolescentes y jóvenes en la toma de decisiones sobre cualquier problemática existente en la escuela y la familia, esta última como elemento principal de la sociedad.

   La integración adecuada y coherente de la comunidad en la educación de sus hijos potenciará una mejor formación de los hombres y mujeres del futuro, necesitados hoy de un mayor aprovechamiento de los espacios de participación y un eficaz conocimiento de la Historia, tanto nacional como universal.

   “Transformar para Educar”, tiene muchos retos por delante, más aún cuando el éxodo de docentes, y la insuficiente cobertura de maestros inciden en los modos de ejercer la profesión, sin embargo está latente la capacidad, compromiso y entrega de los eternos pedagogos, siempre con el corazón en las aulas.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Pedagogos camagüeyanos por realzar figura del maestro

   Por Yaniuska Macías Rivera


   Como parte de la investigación nacional "Educadores destacados del siglo XX", miembros de la filial de la Asociación de Pedagogos de Cuba (APC) en esta provincia, identifican a los maestros más sobresalientes del territorio.

   A partir del estudio de la vida y obra de los profesionales del magisterio y sus aportes, un grupo inicial de 14 docentes de todos los niveles de enseñanza fueron reconocidos, bajo el principio de buscar hasta en el profesor de la escuela más distante, la utilidad y capacidad para solucionar y crear.

   Dania Expósito, coordinadora del proyecto en Camagüey, comentó que hasta el momento se identificaron 38 aportes del ideario pedagógico camagüeyano, lo cual trasciende en libros, publicaciones especializadas y metodologías.

   El Doctor Felicito Corvisón, profesor emérito de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte, integra la lista de los educadores más destacados de la provincia, y entre sus obras figura el Manual de Dibujo Topográfico, texto para la enseñanza de las ciencias agropecuarias en todo el país.

   Una metodología para mejorar la eficiencia del ordeño mecánico por los productores, la cual se traduce en reducir el tiempo de extracción y elevar la producción de leche, es otro aporte de Corvisón.

   De igual manera, la Doctora Esther María Pino, de la Universidad de Ciencias Médicas Carlos Juan Finlay, considerada paradigma en el desarrollo de la formación de la personalidad de nuevos maestros, engrosa la selección camagüeyana.

   Los artículos "Aspectos de las corrientes, tendencias y vertientes pedagógicas contemporáneas. Particularidades en América Latina y Cuba", y "Dirección participativa, paradigma de la Educación latinoamericana", corresponden a la autoría de Pino.

   Según Ángel Luis Gómez, presidente de la APC en el territorio, en 2013 continuarán prestando atención a la permanencia, desempeño y reconocimiento de los investigadores para garantizar el avance del proyecto.

   La información recopilada será utilizada para publicar un libro donde se enaltezca al maestro y con el objetivo de fortalecer las acciones dirigidas a la orientación vocacional y formación profesional pedagógica.    

lunes, 26 de noviembre de 2012

El cuadro que no me cuadra



Por Yaniuska Macías Rivera
Para el lector cubano

   Se le reconoce provisto de uno o varios autos, siempre con un destino fijado: su oficina climatizada. De abdomen protuberante causado por la edad, el sedentarismo o el “menú”. Diverso por la función para la cual fue designado ya sea política o administrativa. Encargado de orientar y controlar. Resentido ante el ejercicio de la crítica.

   Así anda, con su carga de lamentos y justificaciones al primer atisbo amenazante de sus privilegios en una sociedad golpeada por la insuficiencia del transporte, la gimnasia cotidiana e ineludible, y los altos precios de los productos alimenticios. 

   Demagogo en su discurso, carente de argumentos inclusivos para situar al prójimo al lado de sus gestiones, para movilizar y sumar. Se le ve pasar altanero, sin mirar al alma de quienes debe representar, como lección para aquellos que callaron y hoy limitan sus criterios a la clandestinidad. 

   Ajeno a la ejemplaridad porque para él sí vale el consejo haz lo que yo digo y no lo que yo hago, pues el sacrificio solo es lícito a los otros, los que acatan órdenes y des-órdenes. 
   
   Me niego a aceptar el desentendimiento de este personaje de la escena nacional con el padecimiento de los más humildes, quienes sufren día a día la ineficacia, el oportunismo, el acomodamiento y la doble moral de quien sí es un enemigo y no logra armonizar en el concierto de voces de la actualidad cubana.

martes, 20 de noviembre de 2012

De gira por Camagüey grupo musical Buena Fe

Por Yaniuska Macías Rivera

   Con la propuesta de temas inéditos y otros ya conocidos llegó este lunes a la ciudad de Camagüey el grupo musical Buena Fe, como parte de una gira nacional por la celebración del aniversario 90 de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

   De manera coincidente y afortunada, el recorrido, iniciado en Santa Clara este domingo, se hermana con el lanzamiento el próximo año del disco Dial, comentó a la AIN Israel Rojas, líder de la agrupación.

   Hacer circular ideas constituye el objetivo de Buena Fe en los conciertos que concluirán el día 20 de enero en la escalinata de la Universidad de La Habana, y en los cuales el repertorio alterna con canciones de álbumes anteriores como Catalejo y Pi 3,14.


   Una música para quienes no tienen pereza de mente, y poseen un espíritu universitario, de cuestionamiento, pertenencia, y excelencia, señaló Rojas, al tiempo que apuntó hacia una definición estética conectada con las raíces de la trova cubana. 

 
   El vocalista expresó el propósito del grupo por narrar la cotidianeidad de la nación, como herederos de los antecesores de ese género musical, quienes lo lograron con poesía, amabilidad, gracia, y sin rabia.
      
   Para el cantautor, los jóvenes deben ser profundamente soñadores y obstinados hasta lograr lo que desean, sin creerse el ombligo del mundo sino parte de una biodiversidad a la cual hay que mostrar lo mejor de las virtudes y amarrar lo peor de sus defectos.

   Al público camagüeyano lo calificó como maravilloso, eufórico y lindo por las experiencias de visitas anteriores a su ciudad capital, el cual tendrá la oportunidad esta noche de escuchar los acordes de Buena Fe en la Plaza de la Caridad, donde los integrantes del grupo esperan la asistencia acostumbrada.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Cooperan camagüeyanos en recuperación de líneas telefónicas


Yaniuska Macías Rivera

 La recuperación de las redes de servicio público de telefonía en las provincias de Guantánamo y Santiago de Cuba ocupa a 20 linieros y reparadores de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA) de Camagüey.

   El levantamiento de cables y postes derribados por el huracán Sandy, la poda de árboles para desobstruir las vías, y la devolución de la utilidad a las radio-bases, conforman cada jornada, dijo a la AIN Osmani Camero, jefe del Departamento de Desarrollo y Operaciones de esa entidad.

   César Yeral Benítez, al frente de una brigada de línea que operó en la Ciudad Heroica y hoy lo hace en el municipio santiaguero de San Luis, comentó en conversación telefónica con esta agencia, sobre las complejas condiciones de trabajo, por las características del terreno.

   Las irregularidades de la topografía con rocas compactas dificultan la perforación, realizada en ocasiones de manera manual, para colocar los maderos en su sitio, argumentó Benítez, quien suma experiencias anteriores en las provincias de Cienfuegos, Pinar del Río y el municipio especial de Isla de la Juventud.

   Con la voluntad de continuar al lado de las personas que precisan esos servicios, y las cuales agradecen la ayuda con el ofrecimiento de un sorbo de café y agua fresca, el liniero manifestó la total disposición de él y sus compañeros para restaurar todo lo dañado.

   Mirna Aguilar, vecina del poblado de San Luis, expresó la alegría de los residentes en ese lugar por la valiosa cooperación de los brigadistas.

   “Quisiéramos tener mucho más para retribuir la importante actividad realizada por ellos”, dijo al referirse a los linieros y reparadores, al tiempo que añadió, “hoy compartimos lo que tenemos, porque estamos seguros de la recuperación y confiamos siempre en la solidaridad del pueblo cubano”.